Estar o no estar. Esa es la cuestión.

Si bien el filósofo Aristóteles ya lo predijo con su famosa frase “El hombre es un ser social por naturaleza“, desde hace algunos años las Redes Sociales (RRSS) forman parte fundamental de nuestra vida diaria.Ya sea para comunicarnos con nuestros conocidos, buscar empleo, mostrar nuestros logros, adquirir un determinado producto/servicio, interponer una queja, opinar, reservar un restaurante, o incluso buscar pareja; la necesidad natural de estar conectados entre nosotros unido a las facilidades que nos proporcionan, provoca que tengamos automatizado el hecho de consultarlas a diario y utilizarlas en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Así, con la aparición de las redes sociales se inicia una etapa que no ha parado de revolucionar el mercado conocida como web 2.0 y en la que el creciente protagonismo de estas herramientas al servicio de las empresas es un hecho incuestionable.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta de comunicación bidireccional indispensable entre las empresas y sus clientes de cara a construirse una identidad digital que les permita llegar a miles de personas, de forma simultánea y en cualquier parte del mundo, con un solo clic. Tanto es así, que la frase “si no estás en Internet, no existes” podríamos ya actualizarla a “si no estás en las redes sociales, no existes”. Atrás quedó el hecho de que un cliente acuda al establecimiento físico para realizar una compra, consultar dudas o informar de alguna incidencia. Hoy en día, se opta por la comodidad de lo online.

Actualmente los consumidores, antes de realizar una compra, recurren a buscar información en buscadores y/o redes sociales sobre el producto o servicio que desean adquirir. De esta manera, no solo se informan del producto en cuestión o de las ofertas posibles, sino también de cómo han sido las experiencias de uso por parte de otros individuos, las cuales pueden resultar determinantes a la hora de adquirir el bien o contratar el servicio.

Las redes sociales suponen una nueva forma de conectar con los consumidores de una manera efectiva e instantánea. Gracias a la comunicación a través de las RRSS, la empresa puede darse a conocer ante sus clientes potenciales y llegar a un público objetivo al que, de otro modo, no podría acceder. Asimismo, permiten crear un canal bidireccional de comunicación con los clientes actuales mediante el cual, además de ofrecer información sobre los productos o servicios que presenta, se puede mantener un contacto directo con el cliente y responder a sus dudas o atender sus peticiones de forma rápida y sin apenas coste.

Analizando todas estas cuestiones nos conviene preguntarnos, ¿Qué es exactamente lo que las redes sociales pueden aportar a las empresas?

  • Proyectar una imagen positiva y cercana de nuestra marca, productos y servicios.
  • Ofrecer soporte, información y atención al cliente.
  • Establecer y fortalecer relaciones y sinergias con proveedores, clientes y, por qué no, con la competencia.
  • Servir como plataformas para dar a conocer a la propia empresa: sus responsables, sus empleados y el tipo de negocio, así como los productos y servicios, gracias a lo cual se genera una cercanía con el cliente.
  • Recibir opinión de primera mano de los usuarios de nuestros productos y servicios.
  • Gestionar críticas y problemas que puedan surgir.
  • Difundir información relevante del sector en que trabajamos.
  • Definirnos como referentes en nuestro campo de actividad.
  • Mejorar el posicionamiento de nuestra web o tienda online en los buscadores de internet.

Llegados a este punto en el que tenemos claras las ventajas y entendemos que las RRSS no son una opción sino una necesidad, entra en juego un reto fundamental para las empresas: Una vez abierto un perfil, muchas veces no se sabe gestionar y se pasa por alto que la clave para poder tener éxito en las redes sociales es contar con una estrategia hecha a la medida del negocio que posibilite tres acciones importantes:

  • Contactar con el grupo objetivo.
  • Mejorar o crear la imagen de marca.
  • Recabar información sobre la aceptación de productos y gustos de los clientes.

A continuación, desde Grupo SCA te facilitamos algunos útiles consejos para conseguir que tu estrategia de redes sociales sea lo más exitosa posible:

1- No publicar información en tono de queja o enfado: Siempre trata de imprimirle a los mensajes de tus perfiles sociales de empresa una connotación positiva, ya que el público le rehúye a lo negativo, la queja social, etc. Siempre es mejor publicar buenas noticias en las redes sociales, y esa imagen positiva y optimista se trasladará a la empresa o marca.

2- Personalizar la comunicación: Hay que intentar que los mensajes tengan un público dirigido, y que no sean “para todo el mundo”, ya que segmentar la audiencia hace que la comunicación sea más efectiva.

3- Compartir contenido relevante: En Internet hay muchísimo contenido por lo que debemos ser selectivos. Además, este debe ser relevante, ya que no todo lo que está en Internet es digno de compartir o ser publicado.

4- Menos, es más: En esta época en la que el tiempo no solo no nos sobra, sino que nos falta, agradecemos cuando una marca o empresa nos hace una selección de lo que no debemos perdernos. Por ello, mensajes cortos, concisos, y creativos, van a hacer que captemos la atención de nuestro público más rápidamente.

5- Crear empatía: Es decir, poder comunicar lo que el otro quiere escuchar y de la manera en que lo quiere escuchar. Siempre debemos ponernos en el lugar de nuestra audiencia y hacerla sentir bien.

6- Comparte vídeos e imágenes: Hay una tendencia generalizada hacia la publicación de posts con menos palabras y más imágenes, fotografías, infografías o vídeos. Esto produce un mayor impacto en lo que se quiere comunicar, y es más fácil de viralizar. Por eso, si a cada post lo acompañas de un elemento visual, sumarás mucho.

7- Generar comentarios: Las empresas deben fomentar los comentarios y la participación de sus usuarios y clientes. Ponles las cosas más sencillas y pídele a tu audiencia su opinión sobre cierto tema.

8- Mostrarse accesible: Cuando alguien comenta sobre un post o manda mensajes privados, es importante responder en un periodo corto de tiempo. Contestar estos mensajes produce una imagen de cercanía y accesibilidad y transmite confianza e imagen de marca consolidada.

9- Mostrarse real: Las marcas deben seguir una estrategia de comunicación transparente y real, aceptando todo tipo de críticas. Para ello será fundamental hacer frente y contestar también a aquellos comentarios u opiniones negativas, y no eliminarlos de nuestro perfil.

10- Integra las redes sociales con tu sitio web y blog: Es importante que el trabajo sea global y que esté todo unificado. Si alguien visita tus redes sociales de empresa y se interesa por lo que haces, dale la posibilidad de visitar tu web o blog para poder captarlo como cliente.

Si has llegado hasta aquí significa que has superado el artículo y que tienes en tu poder las claves para que tu perfil de RRSS sea un rotundo éxito.

No obstante, si aún te queda alguna duda, escríbenos sin compromiso a través de la dirección de correo electrónico ayudas@gruposca.com y estaremos encantados de asesorarte. 

                                                                                                           11/12/2017. Daniel García, Consultor

 Grupo SCA (www.gruposca.com) es una firma nacional de consultoría presente en el mercado desde hace más de veinte años experta en el asesoramiento y la gestión de la estrategia en las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.