Cómo los ordenadores cuánticos cambiarán para siempre la computación

Todavía no existe ningún ordenador cuántico, sólo prototipos, pero lo que sí parece estar avanzando más a corto plazo es el alma de la computación para estos futuros “superordenadores”; los procesadores cuánticos.

Procesador cuántico de IBM (2)

Sin ir más lejos, y con el objetivo de perfeccionar y avanzar en su investigación en lo que estos prototipos se refieren, desde principios de mayo, IBM permite que cualquiera utilice su procesador cuántico para tener una primera inmersión en la computación cuántica.

Antes de nada, vamos a hacer una pequeña introducción sobre física cuántica.

Según las leyes de la física cuántica, que rigen el mundo microscópico, cuando nadie observa una partícula, esta no tiene características definidas y puede presentar todos los valores de las propiedades a la vez. Una extraña particularidad que constituye la base de la computación cuántica y, por tanto, del funcionamiento de los ordenadores cuánticos. Gracias a ella se pueden hacer cosas que no son posibles con los ordenadores normales.

En la teoría todo está muy claro: los científicos saben cómo construirlos, cómo tienen que funcionar y qué programas ejecutar. El problema es que necesitan unas condiciones muy especiales. Así que sólo existen pequeños prototipos, ya que todavía se carece de la tecnología para dominar los fenómenos extraordinarios que caracterizan a la física cuántica.

Foto2

Como los actuales, los ordenadores cuánticos se utilizarán para resolver problemas: predecir el tiempo, buscar en bases de datos… La diferencia radica en el proceso que tiene lugar en su interior. Los ordenadores convencionales recurren al sistema binario de ceros y unos para realizar operaciones, y en un ordenador cuántico, la información también se almacena en bits – se denominan bits cuánticos o qubits −, pero pueden tomar el valor cero, uno y la superposición de ambos (ceros y unos al mismo tiempo). Gracias a esta propiedad, la velocidad de procesamiento supera enormemente a la de los aparatos actuales y esto podría ser de gran ayuda en operaciones útiles para muchos campos científicos.

“Hay problemas que los superordenadores tardarían la edad del universo − 13.000 millones de años − en resolver y un ordenador cuántico solucionaría en una hora” (Juan Ignacio Cirac ; físico cuántico español).

Mientras que la computación cuántica está todavía en sus primeras etapas de desarrollo, los científicos creen que podría dar lugar a enormes avances en inteligencia artificial, transformar la ciencia de los materiales y permitir la búsqueda o análisis de enormes cantidades de datos que los ordenadores actuales no pueden computar.
Por ahora, os dejamos este interesante y curioso enlace de IBM que ya mencionamos al principio del artículo para que podáis disfrutar de una fabulosa experiencia cuántica desde vuestro ordenador.

Para acceder a esta plataforma basta conectarse a la nube de IBM

Fuentes: Quo.es, Wikipedia, ElConfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *